Amarga despedida

 

No sabía que sería el último abrazo

No sabía que sería la última vez en la que sintiera que mi alma gemela estaba junto a mi 

Tampoco sabía que esto iba a pasar, que tras todo esto me iba a pasar las noches en vela llorando,sin comprender un por qué

Si hubiera sabido que aquella cafetería era una despedida para siempre, al darte un abrazo jamás te habría soltado

Pero has elegido volar y yo no te puedo cortar las alas 

Así que vuela, podré con ello… con tiempo 

Para mí siempre serás todo 

Vuela… 

                                                                          -MG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *